tren del incofer en formato dibujo

TREN SEGURO Y SILENCIOSO

Pronto lanzaremos una solicitud ciudadana para que Casa Presidencial y el Ministerio de Salud modernicen el decreto ejecutivo que regula la intensidad del sonido en Costa Rica —incluyendo el pito del tren—.

No es cierto que el silencio y la prevención de accidentes de tránsito son incompatibles.

Más bien, en Sin Ruido Pura Vida estamos convencidos que el derecho a la vía puede y debe equilibrarse con el derecho a la vida, al recinto privado, y a la salud mental.

Y por eso trabajamos para que nuestra paz sonora se proteja con sistemas inteligentes de señalización, semárofos y agujas en todos los cruces del tren.

Estamos list@s para un tren seguro y silencioso en toda la GAM.

El ruido del tren en números

Los trenes del Incofer emiten pitazos de más de 100 decibeles, a lo largo de 100 cruces en la GAM.

Esto supera en un 85% los 55 decibles sugeridos por la Organización Mundial de la Salud.

30 pitazos al día

150 pitazos por semana

7.500 pitazos al año

…y al igual que el veneno de una avispa, todos estos pitazos se acumulan, afectando nuestra salud, nuestro descanso, nuestra paz mental… suficiente para enviar a cualquiera a un manicomio.

Pito del tren en formato dibujo

Nuestra Solicitud Ciudadana

Por eso, en Sin Ruido Vida impulsamos a la Casa Presidencial, al Ministerio de Salud y al Ministerio de Obras Públicas y Transportes a escuchar nuestra petición —y así hacer valer en la práctica nuestro derecho constitucional al domicilio privado y a un medio ambiente sano y ecológicamente equilibrado—.

En resumen, estamos solicitando lo siguiente:

  • Proteger la vida humana
  • Buscar formas de prevención inclusivas
  • Usar agujas, semáforos, y alarmas peatonales como prevención prioritaria
  • Utilizar el pito sólo en situaciones de verdadera emergencia
  • Equilibrar la libre vía con la salud mental de vecinos y de pasajeros del tren
  • Aprender de países cultural y tecnológicamente avanzados

¿Qué puedo hacer yo como ciudadan@?

Informarme

Te invitamos a explorar nuestro podcast o leer nuestro blog y así conocer mejor los beneficios del silencio y cómo podemos transformar a Costa Rica en un país donde haya menos ruido.

 

Generar Conciencia

Contále a tus familiares y amig@s de Sin Ruido Pura Vida. Si nos seguimos uniendo, las autoridades reconocerán que la paz sonora es una prioridad para la salud de todas y todos en Costa Rica.

 

Firmar la Moción Ciudadana

Sumate al cambio firmando la solicitud ciudadana, motivando a los responsables de esta decisión en la Casa Presidencial de la República a tomar cartas contundentes en el asunto.

 

Todo suena muy bonito, pero…

…sí, pero nada más en el caso de que sean inevitables.

El darle licencia al tren a tocar el pito como primera medida preventiva es equivalente a que cada automóvil, cada autobus, y cada furgón active su bocina cada vez que llega a una intersección para avisar que cruzará la calle —pese a existir señales visuales en dicho punto—. Si ese fuera el caso, terminaríamos todos en un manicomio en Costa Rica.

Para minimizar accidentes con el tren, se deben priorizar las agujas y los semáforos como en cualquier otra intersección del país. El pito debe permitirse únicamente cuando alguien irrespete dichas señales de tránsito.

Eso es una triste realidad.

…pero no es licencia para que el tren acuda al pito como primera y principal medida de prevención.

Permitir que el tren a toque el pito al garete es equivalente a que cada automóvil, cada autobus, y cada furgón active su bocina cada vez que llega a una intersección para prevenir a los demás.

Para eso existen precisamente los semáforos —y, en el caso del tren, las agujas y señales peatonales—.

En todo caso, las instituciones del Estado bien pueden utilizar una fracción de nuestros impuestos para reforzar campañas de sensibilización y educación para tal efecto.

El irrespeto por los bienes públicos es otra situación agravante en Costa Rica.

…aunque en realidad debe de verse como un desafío por atender y no como un problema insolventable.

Una solución sería otorgarle fondos suficientes al MOPT y al COSEVI para un mantenimiento regular y preventivo de las agujas, semáfotos, y alarmas peatonales en los cruces del tren.

Además, para eso solicitamos que se instalen semáforos horizontales: para que complementen y sirvan de medida cautelaria del paso del tren —así como lo hacen en cualquier otro cruce vehicular del país—.

Decíle “¡Sí! a la vida” firmando la moción para aumentar la seguridad y reducir el ruido del pito del tren